Sábado, Abril 29, 2017

traductor

Spanish Catalan

Los tratamientos capilares y sus variantes

perdida de peloLa perdida de pelo es uno de los problemas que más preocupa al sector masculino, aunque las mujeres no estén exentas de sufrirlo. Hay diferentes tratamientos capilares para combatir la caída del cabello, como la técnica FUSS y la técnica FUE. Ambas son diferentes pero están pensadas para conseguir los mismos resultados. Veremos las dos técnicas con detenimiento:

La primera técnica, conocida como “FUSS” es la técnica más tradicional de las dos. Esta técnica consiste en extraer finas tiras de piel de la zona de la nuca o laterales para que no se note tanto la extracción, pues son zonas que pueden cubrirse y regenerarse rápidamente. Es un método quirúrgico que deja cicatriz pero al crecer el pelo, se nota menos.

La técnica FUE es la más moderna de las dos y consiste en extraer folículos directamente de la cabeza de forma individual. Es la técnica más cara, pero también es la más limpia, porque no deja cicatriz alguna. Las unidades foliculares, que suelen agruparse en tres o cuatro pelos por unidad folicular) se extraen junto a los vasos capilares, la glándula sebácea y el músculo erector. A veces los propios clientes que quieren hacerse un trasplante de pelo, desconocen qué técnica utilizar según cada caso. La técnica FUSS suele utilizarse para los pacientes que sufren de alopecia extensa (extendida) por una o varias zonas de la cabeza. Pero para los que optan por tener el pelo cortito y aún no han sufrido una gran pérdida de cabello, se suele recomendar la técnica FUE. La técnica FUSS es más económica porque necesita de menos sesiones para extraer las unidades foliculares según cada caso.

Algunos hombres se han encontrado en tal tesitura que no les ha quedado más remedio que comprarse una peluca o peluquín. Suelen ser las personas que rechazan una intervención quirúrgica por miedo, dudas, falta de liquidez, etc. De todas formas, cada centro de estética tendrá sus precios y también se podrá llegar a un acuerdo de pago.

Las mujeres también pueden sufrir la alopecia, pero en menor medida y provocada por diferentes motivos. En el caso femenino, tiene una mejor solución pues, una vez descubierto el motivo de la alopecia, se puede parar y eliminar. En cambio, en los hombres es más difícil, sobre todo si se trata de la alopecia congénita (hereditaria).

De todas formas, la caída de pelo en las mujeres se produce de una manera completamente distinta. En lugar de caerse por zonas, se pierde pelo de forma homogénea, y los motivos suelen ser por enfermedades, hormonas, estrés, etc.

No existen productos milagro que hagan crecer el pelo, pero sí estas dos técnicas que resuelven muchos complejos y dan respuesta a todas esas preguntas del estilo de “¿volveré a tener pelo?”