Domingo, Junio 25, 2017

traductor

Spanish Catalan

Balance de delincuencia y aumento de venta de alarmas

alarmas para el hogarEl aumento de la criminalidad supone un alarmante problema social y ha hecho que la venta de alarmas para el hogar se dispare. Los robos son principalmente los delitos que más han crecido en estos últimos años, por ello es importante hacer frente de forma colectiva (leyes, medidas...) e individual (contratación de un sistema de seguridad) posibles riesgos.

Sentirnos seguros en nuestro propio hogar es esencial para cualquier persona. Disponer de un dispositivo de seguridad es fundamental en los tiempos que corren, uno de los sistemas más valorados son las alarmas hogar, pues son una herramienta eficaz, rentable y efectiva.

Los sistemas de seguridad que hay a día de hoy en el mercado son totalmente innovadores. El avance en electrónica y tecnología ha permitido la confección de dispositivos y sistemas funcionales y rentables, beneficiando así a los distintos usuarios.

Estamos en una etapa de inflexión derivada, principalmente, por la crisis económica. La inseguridad se evidencia en los crímenes y en los robos. Las desigualdades sociales, las leyes injustas, la corrupción, los conflictos sociales... ha desencadenado la confección de un entorno inseguro e inestable.

La inseguridad es un tema global bastante presente en el colectivo social. La ausencia de unas medidas y leyes eficaces por parte del Ministerio de Interior favorecen a la consecución de delitos de forma reiterada. Distintos informes y estadísticas confirman y demuestran el incremento de delincuencia, como por ejemplo en el Balance de Criminalidad que se publica en el portal online del gobierno. Es un tema que debe ser abordado y radicado por el bien de la comunidad y la cohesión social.

Adquirir un sistema de seguridad se está convirtiendo en algo fundamental y necesario en los hogares.

Los amigos de lo ajeno no funcionan bajo un simple patrón, a día de hoy cualquier vivienda puede ser asaltada, dificultando así las medidas de los distintos cuerpos policiales.

Las diversas compañías de seguridad ofrecen precios bastante económicos debido a la crisis, la demanda y la gran competitividad en el sector. Este abaratamiento en la contratación de servicios y dispositivos de seguridad facilita y favorece la adquisición de estos sistemas.

La protección ha cobrado un significado de más valor en estos últimos años. Se trata de un tema que no debemos tomar a la ligera, por ello debemos analizar exhaustivamente los puntos más vulnerables de nuestra vivienda para colocar en la zona más idónea el sistema de seguridad.

La profesionalización en la metodología de los robos es evidente, empleando herramientas duras y contundentes para llevar a cabo un robo exitoso. La sociedad está preocupada, no ya de los enseres personales, sino de su propia integridad. En múltiples ocasiones los ladrones no tan solo actúan cuando la vivienda está deshabitada sino que también cuando hay gente en ella.

La delincuencia ha generado una gran alarma social y, por tanto, debemos reforzar nuestros hogares para evitar posibles riesgos. La protección se está convirtiendo en una necesidad colectiva. Ser precavidos y más en esta etapa tan sensible es imprescindible para el bienestar colectivo e individual. Debemos exigir, además, que se establezcan una serie de leyes y métodos para combatir el auge de la delincuencia y evitar que se rompa la cohesión y armonía social.